Que te consigue el trabajoQue te consigue el trabajo
Las 10 mejores maneras de prepararse para una entrevistaLas 10 mejores maneras de prepararse para una entrevista

Errores Más Comunes en Entrevistas – Que NO hacer en una entrevista

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Errores Más Comunes en Entrevistas – Que NO hacer en una entrevista

Errores Más Comunes en Entrevistas – Que NO hacer en una entrevista.

¿Necesitas prepararte para una entrevista de trabajo? ¡Nuestro entrenador experto en entrevistas comparte su lista de los errores de entrevista más comunes que debes evitar!

Hablar sobre el equipo, en lugar de ti

Mucha gente no se da cuenta de que decir “nosotros” en lugar de “yo” puede realmente afectar el resultado de la entrevista. Esto sucede cuando estás dando ejemplos que demuestran tus principales fortalezas y capacidades. Por ejemplo, estás hablando de un proyecto de equipo para demostrar tu iniciativa, pero a lo largo de todo el ejemplo dices “nosotros”.

Al hacer esto el entrevistador no sabe cómo evaluarte porque no sabe cuál parte de la iniciativa del proyecto has aportado. Es bueno dar ejemplos que incluyen trabajo en equipo pero debes ser específico acerca del rol que desempeñaste en el equipo.

Por ejemplo: “Yo integré un enorme proyecto de equipo que debía completarse en un plazo muy corto. Como la mayoría del equipo era gente nueva y yo tenía más experiencia, asumí una actitud de liderazgo y guié al equipo dándoles más ideas y liderando nuestras discusiones, mientras que al mismo tiempo me aseguré de que todos en el equipo fueran escuchados y tuvieran oportunidad de expresar sus ideas”! Es así como en este ejemplo conviene expresar la capacidad de iniciativa y liderazgo.

Contar que no te llevas bien con tu jefe

¿Alguna vez has tenido un jefe con quien no te llevabas nada bien? La mayoría de nosotros lo hemos tenido, pero es importante no mencionarlo en una entrevista de trabajo porque podría hacer que el entrevistador piense que eres una persona conflictiva. El entrevistador no conoce a tu jefe y no tiene tiempo para averiguar los pormenores.

Si necesitas hablar sobre algo negativo de tu jefe usa palabras más suaves o moderadas y en lugar de referirte directamente a su carácter, refiérete por ejemplo  a su estado de ánimo o comportamiento, y en todo caso sé cuidadoso de cómo te expresas. Por ejemplo, “a veces mi jefe podía ser demasiado exigente y mal humorado, pero creo que esto era porque estaba muy estresado.” Esto muestra empatía y comprensión de tu parte. Entonces podrías continuar diciendo cómo manejaste esto para mostrar otros aspectos positivos de tu parte.

Decir que no tienes debilidades

En la mayoría de las entrevistas de trabajo se te pedirá que respondas a la pregunta más temida de la entrevista; ¿Cuál es tu mayor debilidad? Como reclutador, me sorprendió una vez recibir comentarios de que mi candidato no tuvo éxito para el trabajo a que postulaba  porque no indico una debilidad. Pero entonces el gerente explicó cuál era el problema con esto.

Todo el mundo tiene debilidades y tal vez una debilidad que se pueda tener sea creer que no se tiene falencia alguna. Incluso si eres realmente bueno en algo, igualmente podrías ser mejor. Siempre hay más que aprender.

Así que, si tú estás tratando de pensar en una debilidad para mencionar en tu entrevista de trabajo, si tienes una gran experiencia en tu campo, piensa en otras habilidades que te gustaría desarrollar para el futuro como desarrollar liderazgo u otras habilidades.

No mencionar una falencia “importante”.

Así que ahora tú sabes que debes mencionar una debilidad si se te pide en una entrevista de trabajo, pero también hay que ser cauteloso sobre la falencia que indicas. No digas una debilidad o carencia de algo que sea imprescindible para el trabajo que estarías haciendo.

Por ejemplo, si tú tienes una entrevista de trabajo como recepcionista, no digas que tienes malas habilidades de organización porque eso tendría un efecto importante en tu capacidad para hacer el trabajo bien. O si eres un contador, no digas que tienes mala atención al detalle. Concéntrate en cosas pequeñas que no tendrán un gran impacto en su trabajo.

Por ejemplo, una vez fui a una entrevista de trabajo para un puesto de ventas y cuando me preguntaron cuál era mi debilidad, dije que a veces podía ser un poco “mandona”. Yo estaba realmente completamente desprevenida sobre esta pregunta y no la esperaba en absoluto, pero afortunadamente mi respuesta funcionó a mi favor.

A pesar de que ser mandona podría ser visto como un rasgo negativo, también puede ser visto como un signo de confianza ya que puede ser importante en ventas ser un poco mandón a veces.

Ser demasiado competitivo

Si tu trabajo requiere un cierto nivel de competitividad como en muchos puestos de trabajo de ventas, necesitas mostrar que tu competitividad es equilibrada. La mayoría de las empresas prefieren personal motivado a generar una competencia sana.

Una vez tuve un candidato que parecía una verdadera máquina de ventas y yo estaba casi segura de que sería exitoso en su entrevista de trabajo. Por desgracia no lo fue, porque le dijo al gerente que le gustaba “voltear a la gente de su tarima” y el gerente pensó que era demasiado agresivo. Yo entendí la actitud del jefe y también creo que algunas otras empresas pensarían de la misma manera porque la gente es a menudo cautelosa de aquellos que emplean cualquier recurso para ganar.

Es mejor concentrarte en competir contra tí mismo en lugar de con otras personas. Así que, si quieres demostrar tu ventaja competitiva, da ejemplos de tu capacidad para autosuperarse.

No mentir sobre tus habilidades y experiencias

Mentir o exagerar acerca de tus habilidades en una entrevista de trabajo no vale la pena. La gente a veces hace esto con respecto a sus capacidades técnicas, pero esta es una práctica arriesgada, porque si el entrevistador te examina con más preguntas sobre el tema, podrías ser sorprendido, lo que sería bastante incómodo.

Si tú no sabes algo en una entrevista de trabajo, sé honesto. Digamos que no lo has tratado antes, pero podrías agregar que estás muy ansioso por aprender y que aprendes rápido. Y da un ejemplo de una habilidad que hayas aprendido muy rápidamente en un trabajo anterior.

Recuerda que ya han leído tu currículum y que probablemente tienen una idea general buena sobre tus habilidades técnicas, así que, si tú no tienes la respuesta a lo que te estén preguntando, probablemente no sería un impedimento porque si fuera tan importante para ellos, probablemente no te habrían llamado a la entrevista.

No tomes el control de la entrevista

Cada entrevista de trabajo sigue un proceso y el entrevistador tendrá su proceso en mente antes de comenzar. El tendrá una idea de los tipos de preguntas que te hará y cómo debe fluir la estructura de la entrevista.

A veces los candidatos cometen un gran error al tomar la entrevista de trabajo en sus propias manos, y a menudo lo hacen sin siquiera darse cuenta. A veces, mientras que están dando una respuesta a una pregunta de la entrevista comienzan a ir a otro tema que es una pregunta que el entrevistador iba a preguntar más tarde o, a veces, los candidatos tratan de mostrar su gran personalidad iniciando la conversación con el entrevistador. Esto no es una buena idea.

Limítate a responder a las preguntas que el entrevistador te formule y asegúrate de permanecer en el tema y mantener tus respuestas concisas y al grano. Al final de la entrevista le puedes hacer preguntas.

Hablar demasiado sobre el futuro

¿Estás realmente ansioso de tener éxito en tu carrera? ¿Quieres llegar a la cima lo más rápido posible? Entonces esto puede parecer sorprendente, pero ten cuidado de no insistir demasiado sobre esto en la entrevista de trabajo.

Sin duda, la motivación profesional es muy importante para el éxito futuro, pero también debes mostrar suficiente interés en el trabajo que estás solicitando, en lugar de simplemente expresarlo como un trampolín para llegar a donde realmente quieres estar en el futuro. Esto depende de la empresa, pero frecuentemente la empresa desea que el candidato ideal que están buscando quiera permanecer en el puesto al menos 2 años, porque así no tendrán que contratar a alguien nuevamente tan pronto.

Puedes y debes expresar tu interés en las oportunidades de carrera futuras de la empresa, pero igualmente muestra tu interés en el trabajo para el que estás entrevistando.

Preparación para una entrevista

Como puedes tranquilizarte antes de una entrevista – Seis maneras de ayudar a tranquilizarte.

Como puedes tranquilizarte antes de una entrevista – Seis maneras de ayudar a tranquilizarte.

Como puedes tranquilizarte antes de una entrevista – Seis maneras de ayudar a tranquilizarte. Te sientes nervioso por esa entrevista de trabajo que está cerca? Aquí hay seis buenas técnicas para [...]